Yoko Ogawa : La fórmula preferida del profesor

¿Qué hacer cuando la paciencia no tiene recompensa? Cuando cada vez que veas a esa persona, para él será otra vez la primera vez. ¿Cómo mantener la ilusión entonces? Si ningún esfuerzo servirá de nada, siempre de vuelta a la casilla uno. ¿Te rindes enseguida o te mentalizas y tiras con todo hacia adelante, a pesar de todo?

sA_formulaOgawa

La protagonista de esta novela tiene que cuidar de un anciano con la memoria dañada. Solo recuerda los últimos 80 minutos. Si ella sale a comprar 81 minutos, él vuelve a preguntarle las mismas cosas con las que da la bienvenida a la gente. Así que con la ayuda de su hijo, buscará puntos en común con el profesor. Los números que los unen. Algo de estabilidad en medio del oleaje, un poco como “la constante” de Lost.

De Yoko Ogawa había leído libros inquietantes, en los que la tensión crecía hasta un desenlace angustioso. Por eso, este me ha sorprendido con su ternura, con sus pasajes poéticos, con su habilidad para mostrar de forma sencilla los sentimientos más ocultos. El afecto y los sentimientos nacen sin que sus tres personajes se den cuenta. Es de esas historias que crecen en el recuerdo. Porque nosotros tenemos la suerte de recordar, al menos todavía. Dicen que al acercarse al 0, los números tienden al infinito. ¿Será verdad?

“Esto no es más que un juego —decía con un tono más triste que modesto—. Los que inventan el problema conocen la solución. Resolver un problema del que tenemos garantía de que existe solución, es como ir de excursión por el monte, con un guía, hacia una cumbre que ya avistamos. La verdad última de las matemáticas está escondida al final del camino, entre los arbustos, sin que nadie sepa dónde. Además, ese lugar no tiene por qué ser la cima. Puede estar entre las rocas de un despeñadero o en el fondo de un valle.”

Anuncios

2 comentarios en “Yoko Ogawa : La fórmula preferida del profesor

  1. Justamente hoy he terminado de leer “La fórmula…” y me ha encantado. Un libro precioso y tierno que despierta la curiosidad por los números; y eso que las matemáticas nunca fueron mi asignatura preferida…
    Tengo ganas de leer alguna otra novela de Ogawa, ¿alguna recomendación?

    Saludos:)

    • Hola Hiro, curiosidad por las matemáticas… y por el béisbol, ¿no?

      La autora tiene un estilo muy diverso así que después de este se hace difícil recomendar otro. Quizás puedes probar con “La niña que iba a la escuela en hipopótamo”. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s