It’s pandemonium

Todo lo que dijiste que no harías lo haces ahora. No se trata de que hayas cambiado; es la energía la que es distinta. Tenías que esperar a que acabara de llenarse la piscina antes de saltar del trampolín. Atreverte se ha vuelto más sencillo con él para darte el empujón cuando lo necesitas. Y aunque a ratos no entiendas nada, te dejas llevar por el caos como si fuera un baile que tenías ensayado, y lo disfrutas como disfrutarías bailando tu canción favorita. Desde algún rincón del pasado, tu antiguo yo sonríe: todo lo que él dejó de hacer fue para que tú pudieras vivirlo hoy.

Fotografía: Hayato Shin.
Banda sonora: Pet Shop Boys.

Anuncios

Postcard

Nunca llegué a contarte que apareces en uno de mis libros. Solo en un capítulo, tampoco te creas. Pero me habría gustado que lo supieras para conocer tu reacción. ¿Te halagaría o me odiarías por mostrarnos desnudos? Después de aquello aún volvimos a vernos un par de veces. Siempre por sorpresa, un visto y no visto en la misma esquina del barrio, siempre sin hablar de nada importante. Hasta que dejaste de aparecer. Todo lo que recuerdo de aquella noche es lo poco que escribí: una escena en eterna penumbra donde se desdibujan los detalles. Y ahora me da por pensar que debería haber escrito un cuento más largo para así tener más palabras que hablen de ti.

Fotografía: Mitch Fong.
Banda sonora: Troye Sivan.

Física moderna en invierno

Solo me reconociste al darte la vuelta y mirarme de frente. “Uy hola”, dijiste entonces aunque en realidad estuvieras deseando marcharte sin decir adiós. En medio de la tienda nos pusimos a hablar como si nada de aquella noche hubiera ocurrido. Logramos disimular tan bien que lo confundí con una nueva oportunidad: de verdad llegué a pensar que ahora todo tomaría otro rumbo. Además, tu pecho velludo ya no lo podía acariciar. Ayer era invierno y apenas lo intuía por tu camisa medio desabotonada bajo el abrigo. Por eso me concentré en tus ojos despiertos, me esforcé en ser amable. Quería demostrarte que puedo ser muchas más cosas aparte de todas las que habías visto en mi sofá. Tú en cuanto conseguiste lo que habías venido a buscar te marchaste. Creo que ni siquiera te diste cuenta de que dejabas la puerta abierta.

Fotografía: Mitch Fong.
Banda sonora: Carlos Sadness.

Have I met you?

Antes intercambiábamos canciones. Ahora ni siquiera sé si sigues escuchando música. Estás ocupado en otras cosas con personas nuevas en lugares distintos. Lo veo en las fotos que subes aunque no te las comente nunca. Pero recuerdo un día que se estrenó una canción de un grupo que nos gustaba entonces: te la pasé enseguida, contento de recuperar aquella conexión nuestra. Tú mostraste lo contrario del entusiasmo. Me hiciste sentir que yo era un extraño en esa vida que te habías construido. Aquella fue la última vez que interactuamos. Todavía me acuerdo de ti cuando suena la música de aquel grupo, pero es como si te hubieras muerto y ya solo pudiera recordarte con nostalgia.

Fotografía: Sometimes quickly, sometimes slowly.
Banda sonora: Citizens!.

Half as good as you

Reconoce que nada salió como pensabas. Todo aquel tiempo que tenías por delante al final no era tanto. Tu vida no llegó a ser lo que imaginaste que sería: siempre estuviste cerca, pero nunca lo suficiente. A los demás se les ha dado mejor; lejos de ti llevan reconstruyendo su vida más años de los que tú dedicaste a construir una con ellos. Ahora solo te queda la espera incierta de algo desconocido que no llega, pero todos dicen que llegará y si lo dicen todos será verdad. En el futuro aspiras a ser menos ambicioso. Te bastaría con estar cómodo en una última parada.

Fotografía: Cain Q.
Banda sonora: Tom Odell ft. Alice Merton.