Did I build this ship to wreck?

Petticoat-Lane-Sendagi-Tokyo

Todos los náufragos acaban encontrándose. Incluso en esta ciudad gigantesca donde tan fácil es sentirse solo. Aparecen refugios, pequeños bares donde tocar la guitarra, pintar, escribir o simplemente escuchar conversaciones que no comprendes.  Sigue leyendo

Anuncios

Luz de piedra de luna

TokyoTower

“Tendrías que haber estado allí”, dirás después, incapaz de describir aquel instante irrepetible. Ni siquiera una foto capturaría la magia. Quienes ahora no están nunca entenderán el impacto Sigue leyendo

Haruki Murakami : Hombres sin mujeres

A menudo los libros de cuentos me dejan insatisfecho. Son como un amor no correspondido: esperas y esperas, pero nunca ocurre nada. Por eso, es curioso que me haya gustado tanto un libro de cuentos habitado por hombres que esperan, hombres que huyen de amores no correspondidos o frustrados. Y tampoco es que aquí ocurran demasiadas cosas, pero sí que página a página sientes que estás más cerca de algo.

murakami

Los siete relatos de Hombres sin mujeres son viajes que merecen la pena. Casi parecen siete mini-novelas con todo lo que esperarías de Haruki Murakami. Sigue leyendo

Solanin

A menudo me preguntan si me gustaría vivir en Japón. Y no tengo que pensarlo mucho para responder que no. Las cosas que te gustan se ven más bonitas desde fuera. Entonces puedes quedarte solo con lo bueno. Pero aun así, confieso que me puede la curiosidad: ¿cómo es el día a día de los jóvenes japoneses? ¿Cuáles son sus sueños, aspiraciones? ¿Cómo se ganan la vida? Busco la respuesta en las novelas de Murakami, Kawakami, Banana Yoshimoto… y ahora también en mangas como este.

01291000101_g

Solanin es una obra costumbrista sobre los pequeños y grandes reveses de la vida. Primero te gana por su bellísimo dibujo; pronto son los personajes, muy humanos y bien caracterizados, quienes te conquistan. Sigue leyendo

Banana Yoshimoto : Tsugumi

Con los cambios de vida llegan las despedidas. Otra ciudad, otro trabajo, una nueva pareja… y atrás va quedando esa gente a la que aprecias pero a la que, por una cosa o por otra, empiezas a ver menos. Los ritmos de vida ya no coinciden como antes. Y es triste. No debería ocurrir. Pero ocurre. Enuentros semanales que pasan a ser mensuales y, poco a poco, sin motivo aparente, se espacian… desaparecen.

tsugumi Banana Yoshimoto

El estilo nostálgico de Banana Yoshimoto se adapta bien a una historia donde la protagonista se despide del pueblo costero de su infancia al empezar una nueva etapa en Tokio. Sigue leyendo