And I start to wonder what I saw in you

Nuevo-2

De tanto verte se desveló el truco. Demasiadas fotos, supongo, robándole sitio a la idealización. Y así, detrás de la barba imponente empecé a ver los mofletes rojos. Aprendí a descifrar cuándo tus ojos estaban tristes o solo adormilados, cuándo necesitabas mimos más que ninguna otra cosa. Cuándo tus frases a pie de foto, en apariencia casuales o divertidas, en realidad tenían un trasfondo agridulce. Y todo ello sin conocerte en persona. ¿Tiene mérito? No lo sé. Sé que, roto el hechizo, me bastó un solo clic para borrarte y créeme cuando digo que en ese momento sentí mucha lástima. Porque entonces comprendí que ya nunca seré ese seguidor destinado a consolar tu pena inconsolable. Si es que alguno puede hacerlo algún día.

Fotografía de The Lovely Boners.

Anuncios

2 comentarios en “And I start to wonder what I saw in you

  1. En resumen: Una persona a la que, en realidad, le da igual quien le consuele. El momento en el que lo que quieres es que todos te digan cosas bonitas, consuelen tu pena… en ese instante, eres un nadie para todos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s