Un triángulo ideal

tumblr_ntbuatOYqh1rcfp40o1_1280

Ayer utilicé otra vez vuestro paraguas, el que me dejasteis después de aquella noche de locura. Desde entonces no había vuelto a llover en la ciudad. Ni yo tampoco había pensado mucho en vosotros dos, la verdad. Solo de pasada. Enseguida se diluyó aquella fantasía mía de construir algo extraño entre los tres. Supongo que fuisteis parte de mi aprendizaje: en algún momento tenía que dejar de ser tan ingenuo. Y ahora que empiezo a aceptar que nunca os lo devolveré, sé que al menos este paraguas me protegerá de la lluvia siempre que lo necesite. El mejor regalo inesperado.

Fotografía: Ryan McGinley

Anuncios

De óxido y hueso

De_xido_y_hueso-381340275-large

¿Podrás tú solo? ¿Cargarás con todo? ¿Seguirás adelante con tus heridas sin nadie que las cure? ¿Serás tan bravucón como siempre o, por una vez, serás valiente? Lo bastante valiente para hacer esa llamada y reconocer tus debilidades. Algunas palabras cuesta más pronunciarlas que otras. Sigue leyendo

Revisitando Antes del anochecer

Alguien me dijo que esta era la película más romántica de las tres. Y yo, claro, enamorado como estoy de las dos primeras, le taché de loco. No es que no me gustara en el cine, pero ver a mis queridos Jesse y Céline en plena crisis fue un shock. De hecho, ni siquiera me la compré en DVD cuando salió. Necesitaba asimilarlo, reponerme. Este fin de semana, por fin, cayó. Y para mi sorpresa, tuve que darle la razón a ese amigo: es una película romántica. Igual que las otras, aunque de otra manera.

before-midnight-2013-julie-delpy-ethan-hawke-greece-dinner-scene-review

El suyo es un romanticismo menos idealista que Antes del amanecer, ya no desesperado y contrarreloj como en Antes del atardecer. Un romanticismo contradictorio, también Sigue leyendo

Je t’aime… moi non plus

cards-love-numbers-Favim.com-240723

Hemos dejado de percibir lo que ganaríamos. Tenemos tanto a la vista, tantísimos abanicos de posibilidades, que ya solo nos quedan ojos para lo que podríamos perdernos. Y así vamos dando tumbos, diciendo que no encontramos lo que ni siquiera buscábamos, porque nos daría miedo encontrarlo. O no lo decimos: lo escondemos directamente. En cambio, nos hinchamos a hablar de libertad y apertura, de modernidad como si la hubiéramos inventado nosotros, hablamos para parecer fuertes y no vulnerables como bajo el chorro de la ducha. Nos reímos mucho a modo de defensa, envidiamos a escondidas a tantas parejitas, y más ahora que vendrá el frío. Las odiamos por haber tenido más suerte en el azar. Y nos conformamos con lo breve, qué remedio, como si muchas brevedades pudieran formar algún día una eternidad.

30 minute love affair

Qué manía con que las cosas duren más. Como si más fuera mejor. Nos empeñamos en que las películas se alarguen 3 horas, en que los discos tengan 15, 18 canciones. Tememos que les falte algo durando menos. Pero a veces hay que saber parar a tiempo. En la medida justa está la satisfacción. Algo breve, agradable, sin mayor trascendencia, también puede ser grandioso.

film

Mi abuela decía que los mejores platos te dejan con ganas de repetir. Sigue leyendo