Junichirô Tanizaki : La llave

¿Cómo es posible que un libro tan oscuro te haga reír tanto? Es una de las cosas más desconcertantes de La llave, pero no la única. En este diario a dos bandas, un matrimonio juega a insinuarse y a darse celos, pero sobre todo juega con el lector, que nunca estará seguro de dónde terminan las fantasías.

La llave

“Brutal” es la palabra que más se repite en las críticas de esta novela. Y con razón. Del entretenimiento más o menos ligero que esperas al abrir sus páginas hasta el demoledor final, esta lectura te tiene reservadas unas cuantas sacudidas. Va acumulando voyeurismo, exhibicionismo, fetichismo y un apetito sexual insaciable… Eso sí, sin perder la elegancia en ningún momento, como en los antiguos grabados japoneses. La imagen que se me ha quedado grabada: esos fogonazos del flash, atravesando las puertas de papel e iluminando la casa cada noche.

Una buena novela erótica, impecablemente escrita, que no utiliza el sexo para vender sino para ahondar en sus personajes. En la intimidad de sus deseos incofesables (y aun así, confesados en este diario), llegas a conocerles mejor que frente a cualquier espejo. La llave se publicó en 1956 pero continúa siendo igual de rompedora y punzante como entonces. Y tú, ¿hasta dónde llegarías?

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s