La tortuga roja

118184

Llegué a pensar que todo terminaba aquí. Aún no sabía que cuando no me queden energías, podré encontrar reservas. Caer siete veces, levantarse ocho, que dirían los japoneses. Eso hice. Levantarme siempre, incluso cuando no podía, y volver a la arena seca, acostumbrarme a llamarla casa. Sí, este lugar es mi casa porque es el único que tengo. Quien iba a decir que necesitaría tan poco para construir tanto. Un bambú, una botella. En lo más sencillo encontré la mayor utilidad. Lo aprendí de ti. Creo que no te di las gracias a tiempo, así que lo hago ahora: gracias.

“La tortuga roja”: película de Michael Dudok de Wit, co-producida por Studio Ghibli. 8/10.

Jupiter Ascending

Ya es oficial: lo nuevo de los Wachowski ha fracasado en taquilla. Y me parece una auténtica pena. Porque esta revisión de la Cenicienta en clave sci-fi es, como mínimo, entretenida. Las dos horas que dura me pasaron en un suspiro. Los Wachowski siguen haciendo gala de su imaginación desbordante y poderío visual. Sus paisajes galácticos merece la pena verlos en pantalla grande. No hay película más deslumbrante en cartelera.

Jupiter-Ascending-Movie-Poster

Creo que su principal pecado pasa por no ser un remake, ni un reboot, ni la adaptación de un cómic o una trilogía de libros. En el cine palomitero nos hemos acostumbrado a conocer de antemano lo que ocurrirá. Ya no queremos espacio para la sorpresa. Sigue leyendo

Alma salvaje

Wild_Alma_salvaje_poster_español

Entré en el cine esperando un pastelón. Iba mentalizado. Ya me parecía bien. A veces apetece saber de antemano lo que te vas a encontrar. Pero mira por dónde, en vez de eso disfruté de una película poética, a ratos durísima, a ratos encantadora (sobre todo cuando sale Laura Dern), siempre bella gracias a los paisajes de Estados Unidos Sigue leyendo

Whiplash

whiplash-poster

No es suficiente. Dejarte la piel, llegar a sangrar después de tantos golpes. Todo eso nunca es suficiente. Tienes que seguir. Llorar. Rendirte. Volver. Volver a fallar. Sentirte insignificante, una mierda. Menos que eso. La delgada línea entre el adiestramiento y la tortura. Sigue leyendo