Hoping for more and wishing for less

iamfree

Acabaste por entender que, si había alguien con suerte, ese eras tú. Esperar o caminar: tú como mínimo podías elegir. Tenías ese poder. Tu vida volvería ser la misma después del aprendizaje. Pero ya no repetirías los mismos errores, o no tan a menudo. Paso a paso recuperaste la calma y con ella continuaste respirando. Pronto el camino se ensanchó para dejar espacio al futuro. Apenas te importó no conocerlo. Sí, acabaste por entender que tú seguías siendo tú, aunque en algún punto del remolino lo olvidases.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s