In the lonely hour (Mis discos de 2014)

tumblr_mqww9wtMGG1s726nxo1_1280

Este ha sido un año raro. De pocos discos buenos y ninguno destacando sobre el resto. En realidad, 2014 ha sido el año de los EPs: empezó prometedor con Mark Daumail, la primavera me la amenizaron Robyn y Röyksopp mano a mano, y Madonna ha dado la campanada adelantando 6 temas del que será su próximo disco.

Y sí, es cierto que los EPs están muy bien, sirven para salir del paso, pero también te dejan insatisfecho. Son como un polvo rápido. Aunque disfrutas, no es lo mismo. Sigue leyendo

Anuncios

Blame it on the night, don’t blame it on me

Dar con el disco del año es un poco como encontrar un hombre de verdad. Este año está difícil. Unos cuantos discos me han gustado, pero ninguno me ha trastocado hasta el punto de querer escucharlo día y noche. La Roux, Graffiti 6, Coldplay, Lea Michele, Mark Daumail… todos los cogí con ganas, sí, y estaban bien, pero solo eso: bien. Luego llegaron las decepciones. Kiesza, por ejemplo, nos fue regalando momentos inolvidables como Hideaway o Giant In My Heart, pero a la hora de la verdad no cumplió mis expectativas. Me dejó a medias. Suele ocurrir. No por eso te acostumbras, claro.

tumblr_n76dacyA7z1to6o25o1_500

También escucho otros discos con los que no contaba, como el de Taylor Swift, que contiene varios temazos tarareables: Out Of The Woods o Shake It Off; lástima que el resto sea tan insulso. Sigue leyendo

A sky full of stars

Pide un deseo. Puedes hacerlo, es San Juan. O más concretamente, la víspera de San Juan: uno de esos raros días que se bautizan con el nombre prestado de otro. Hoy pide un deseo y se cumplirá. Salta sobre una hoguera, escríbelo en un papel y quémalo con una vela azul, envuélvelo en una nuez y entiérralo. Espera. Y repítelo en la próxima verbena aunque no se haya cumplido. Será que algo no hiciste bien: no saltaste suficientes veces o no lo quemaste por completo.

city-lights-city-night-lights-firework-lights-fireworks-glitter-Favim.com-411593

Tantas ascuas, tantos proyectos a medias. Pero este año será distinto. No solo pedirás: trabajarás para que tu deseo se cumpla. Preparas la mecha, sostienes la llama. Sigue leyendo