Like beautiful robots dancing alone

Antes de levantarte, ya te han rechazado ocho veces. Otros ni siquiera responden a tus decenas de saludos clónicos. Hace tiempo que dejaste de esforzarte; tú tampoco respondes apenas, nada queda de aquel chico que creía que había que ser amable. Mejor repetir las mismas frases en el mismo orden. Bendito teclado predictivo. Más propuestas que se quedarán en nada. Porque cuando alguien por fin es receptivo, no te quedan ganas de moverte. Ahora los calentones no llegan a chispazos. A quién le cuentas que solo te apetecería un abrazo por la noche. Antes de acostarte, has perdido la cuenta de los rechazos acumulados durante estos últimos años. Tú ejecutas diez bloqueos diarios, eso sí lo sabes. Quizás algún día logres convertirte en la única casilla. Hasta entonces, verás gente cada vez más lejana en un mundo donde una parada de metro ya es una distancia insalvable. Para qué invertir el tiempo de dos canciones en algo que solo parecerá divertido los últimos cinco segundos.

Fotografía: Sometimes quickly, sometimes slowly.

Banda sonora: Girls Aloud.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s