Summer days fall away

Este verano me olvidé de vivir cada chapuzón como si fuera el último. No pensaba que sería un verano eterno, por supuesto, pero sí que duraría más tiempo. Tan a gusto estaba nadando que por una vez me creí a salvo. Enseguida llegaron el frío y el viento a recordarme que ellos también existían. Agitaron la toalla, levantaron arena y alborotaron las páginas del libro que leía. Perdí el hilo de una historia que me estaba gustando. De repente me encontré solo en una playa desierta. Me dije que se pueden hacer otros planes aunque no sean los previstos. Sonreí deseando recuperar el impulso para nadar en otoño entre las hojas.

Fotografía: Hiroshi Sugimoto.
Banda sonora: Rhye.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s