Let it happen

letithappen

De nuevo el mar me recordó todas las veces que creí que no estaría aquí para volver a verlo. Me senté frente a él como siempre, y con cada ola regresó una lección olvidada. Tantas decisiones difíciles que acabaron por confirmarse como la única posible. Esas piezas que encajaron en el último momento, en invierno, con la toalla ya seca. Recordé que solo cuando me calmo las cosas se ponen movimiento. Y me dio por pensar que dentro de un tiempo, semanas o meses, qué importa, nos sentaremos en esta misma arena, delante del mismo mar, pero todo habrá cambiado.

Fotografía: Théo Gosselin.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s