Raymond Carver – Si me necesitas, llámame

Era mediados de agosto y Myers estaba cambiando de vida.

Me regalaron este libro en Abril (Sant Jordi), pero tras varios intentos fallidos mi consejero oficial de películas no pudo dármelo en mano hasta principios de este mes, y no he podido leerlo hasta ahora. Al abrirlo, me dió igual el retraso. La primera línea rezaba: “Era mediados de agosto y Myers estaba cambiando de vida”, así que supe que el libro había esperado pacientemente para que lo leyera justo ahora, a mediados de agosto, cambiando de vida. Siempre lo digo: si estás receptivo y en sintonía, las cosas te llegan en el momento oportuno.

Raymond Carver forma parte de la corriente llamada “realismo sucio”. Es decir: frases cortas, estilo crudo, descripciones breves y apáticas, relatos de perdedores sin muchas esperanzas. Éste es mi primer libro del autor, y no me ha defraudado. Si me necesitas, llámame consta de cinco relatos publicados póstumamente (su última mujer los encontró y los corrigió junto al editor antes de sacarlos a la luz), fieles a ese estilo desapasionado pero intenso y sincero que me esperaba encontrar.

La sorpresa ha sido que los cinco relatos, aunque explican historias tristes, tienen un punto luminoso, casi esperanzador. En todos aparecen personas intentando cambiar de vida: aferrándose a un pasado que no les sirve porque el futuro todavía les asusta demasiado. Pero todos encuentran una forma de conectar con el presente y (quizá, sólo quizá) disfrutarlo: cortando leña, observando cómo arde la casa de la vecina, compartiendo una agradable velada con sus caseros, sincerándose con su pareja, aceptando que sólo los nuevos amantes existen ahora.

No sé si era el mejor libro para empezar a conocer a Raymond Carver. Puede que sí. Lo cierto es que ya me he informado del resto de obras suyas publicadas en España para irlas pidiendo y degustando. Me he quedado con ganas de más relatos con ese sabor a arena del desierto americano.

A veces las cosas salen bien. Dan resultado.

Anuncios

4 comentarios en “Raymond Carver – Si me necesitas, llámame

  1. Suena interesante. Los libros de antologías de relatos me suelen atraer mucho, en según qué momentos. Me lo apunto.

    Aprovecho para recomendar un libro recién leído: “Lo infraordinario” de Georges Perec. No había leído nada de este autor previamente y me ha fascinado, no tanto por lo que cuenta, sino por cómo lo cuenta. El desafío a la estructura básica de todo relato es fascinante y aunque no le salga bien en todos los casos, es elogiable e interesante leerlo por ver el esfuerzo empleado.

    Este libro recoge distintos relatos que guardan un patrón en común en su continente: la enumeración. Los temas son muy dispares entre sí, desde la evolución de una calle con el paso del tiempo, la comida ingerida durante todo un año, la descripción de una ciudad o la narración de unas vacaciones, pero todos están envueltos y relacionados con la enumeración. Desde la enumeración de cada bloque de la calle que mencionaba antes hasta los tipos de calles de Londres y su diferencia con los tipos de calles de París. Lo mejor, aunque no sea perfecto, es su manera de narrar unas vacaciones a través de 243 textos narrados como si fueran postales.

    No es un libro perfecto para mi gusto, pero no puedo ocultar la fascinación que me ha provocado descubrirlo.

  2. Londres, París, textos narrados como si fueran postales… Vale, me has convencido, apuntado en la lista de pendientes. “Noviembre” lo he pedido justo esta mañana, por cierto. Pronto me llegará.

    Además, me ha llamado la atención eso de “Lo infraordinario”, en el contexto del libro no sé qué significará pero me apetece, va en sintonía con todo el aroma zen del que intento rodearme. Vivir el ahora, fijarse en los pequeños detalles, disfrutar de las pequeñas cosas.

  3. Antes de los relatos propiamente dichos hay una pequeña entrada del autor (aparte de una introducción y una nota de la traductora) donde Perec explica muy bien el por qué de “lo infraordinario”. Es realmente uno de los mejores apartados de toda la novela, cómo lo realmente importante está en lo que se considera ordinario, trivial, banal… esas son las cosas que realmente construyen la historia y el devenir de los hechos, no los grandes titulares.

    Como bien dice: “Los trenes sólo empiezan a existir cuando descarrilan y cuantos más muertos hay, más existen; los aviones solamente acceden a la existencia cuando los secuestran; el único destino de los coches es chocar contra los árboles: cincuenta y dos fines de semana al año, cincuenta y dos balances: ¡tantos muertos y tanto mejor para las noticias si las cifras no cesan de aumentar! Es necesario que tras cada acontecimiento haya un escándalo (…) como si la vida no debiera revelarse nada más que a través de lo espectacular”.

    Y remata, más adelante: “la prensa diaria habla de todo menos del día a día”.

  4. Hola, quizás os interese saber que tenemos una colección que incluye el relato 'A Small, Good Thing' de Raymond Carver en versión original conjuntamente con el relato 'Oh, Joseph, I’m So Tired' de Richard Yates.

    El formato de esta colección es innovador porque permite leer directamente la obra en inglés sin necesidad de usar el diccionario al integrarse un glosario en cada página.

    Tenéis más info de este relato y de la colección Read&Listen en http://bit.ly/ndSymF

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s