Born to be whole

Todos estábamos solos en aquella cafetería. Todos esperando nuestra oportunidad. El chico que navegaba en su portátil, la turista japonesa de abrigo enorme que reponía fuerzas con un café pequeño, la camarera simpática después de habernos atendido a todos. Estábamos solos y quizás por eso tú me hablaste y yo te contesté. Te disculpaste por estar viendo porno ahí en medio, dijiste que era para un trabajo, yo respondí que ojalá mis profesores me hubieran encargado trabajos así. Los dos fuimos graciosos sin tener que forzarlo. Habría sido tan fácil preguntarte qué estudiabas que te llevaba a buscar mamadas en medio de un Starbucks. Pero yo seguí con mi música y tú con tu ordenador. Terminé a sorbos el café y te dejé allí bebiendo a sorbos el tuyo. No queríamos interrumpir la espera, por si esa oportunidad llegaba.

Fotografía: Benji Wagner.
Banda sonora: Prides.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s