Journey

Journey lleva meses levantando expectación, y eso que los datos llegaban con cuentagotas. Era una expectación merecida. Thatgamecompany se ha labrado cierto prestigio gracias a sus no-juegos (“experiencias zen”, los definen ellos) para PS3: el adictivo flOw en el que encarnabas a un microorganismo luchando por sobrevivir en un medio hostil y el hipnótico Flower, en el que manejabas la brisa recogiendo pétalos para devolver el color a unos escenarios apocalípticos. Con estos antecedentes, la duda lógica: ¿qué es Journey? ¿Un juego? Sí. ¿Un experimento? También. La experiencia más zen de todas. Literalmente, además. Y por eso, este título no gustará a todo el mundo, pero todo el mundo debería probarlo. Sentirlo como mínimo una vez.

Despiertas solo en el desierto. A lo lejos, una montaña iluminada. Nadie te lo indica, pero echas a andar hacia ella. La vida es eso: una cadena de intuiciones. Avanzar porque, de algún modo, sabes que solo así aprenderás, descubrirás, vivirás. El camino es bellísimo (¡qué colores, qué arena, qué iluminación!). Y tiene sus dificultades, claro: dunas entre las que orientarse, ruinas que explorar, enemigos que evitar, montañas que escalar. Pero será, precisamente, gracias a cada uno de esos obstáculos, que aprenderás algo de ti mismo. La victoria más útil: has mejorado. Te sientes vivo. O mejor dicho: te sientes recompensado por estar vivo.

Por el camino, se perdieron muchos compañeros que desistieron de ir a tu ritmo. Y entonces llegará alguien con quien te compenetres a la perfección. Alguien que por su cuenta, en otras partidas, ha mejorado también, ha acumulado experiencia, ha aprendido a confiar en sus intuiciones. Para comunicaros no necesitaréis palabras, ni gestos. De hecho, ni siquiera sabréis vuestros nombres. Eso ya no importará. Habréis desarrollado un sentido más perfecto: la compenetración. Te adelantarás a lo que el otro necesita y él te enseñará cómo llegar hasta todas las cosas nuevas que tenías a tu alcance y no lo sabías. Y avanzaréis juntos. La montaña sigue en lo alto. Lucharéis contra el viento. Os daréis fuerzas cuando todo parezca perdido.

Olvídate de puntuaciones, objetivos, duración, expectativas, prejuicios, amortización, precio. Disfruta del camino. Simplemente eso. De la compañía, también. De cada paso que des en la arena. Hinca bien los pies, confía en ti, ábrete, explora: es tu momento. Bienvenido a Journey.

Anuncios

8 comentarios en “Journey

  1. buen articulo, el juego es lo mejor que hay en psn, y de ps3 en general, tremenda la conexion entre tu y el otro jugador, y cada escenario que te sorprende y maravilla cada vez mas. Y realmente el juego no tiene defectos, es perfecto en su propuesta.

  2. Solid, para mí es casi perfecto, solo hay un detalle que lo haría todavía mejor: que fuera un viaje continuo, sin “vídeos” intercalados.

    Sr. A, pues en Vandal ya he leído como mínimo a alguien que no le ha convencido, Dissident. De todos modos, en el foro ya lo puse: el juego hace su propia criba con esa estética y los comentarios que vamos haciendo los que lo hemos jugado: quien huye, de todos modos no iba a disfrutar del juego.

    Confieso, Oscar, que tengo ganas de jugar dos tipos de partida: una manteniendo al mismo compañero desde el principio… y otra solo. Por probar. Hay momentos que estando solo deben ser muy impactantes, porque ya acompañado sentía también abandono y desolación.

    ¡Grande!

  3. EH EH!. Que no me haya gustado el final, no quiere decir que no me haya gustado. El juego me ha gustado muuuucho. Pero en final no. Si supiera redactar como tú, no te habría confundido con mis parrafotes vacíos, ¡maldito! xD.

  4. Ostras, pues te prometo que yo me había quedado con la sensación de que no te había gustado en absoluto. Entonces sí, se cumple lo que decía Sr. A… Journey gusta a todo el mundo hasta que se demuestre lo contrario 😛

  5. Ha pasado tiempo desde la aparición de este proyecto y ahora ha llegado a mi consola en el momento justo. Es increíble como un juego puedo hacer sentir tantas cosas. Para la primera experiencia he preferido jugarlo solo y me ha sorprendo mucho además de emocionarme. Tengo mucha curiosidad por jugarlo en compañía. Felicidades a los autores por crear algo tan único, tan emotivo y sencillamente tan extraordinario como la vida.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s