Haruki Murakami – De qué hablo cuando hablo de correr

Superarse a uno mismo o perder: no hay más opciones.

Segunda lectura de este libro de Haruki Murakami. Ya lo leí en su día, y me gustó, pero estaba convencido de que ahora sería cuando podría extraerle toda la sustancia. Entonces todavía no confiaba en seguir mis instintos. Me conformaba con el día a día. Y no escribía. Es curioso que últimamente haya tantas entradas en mi blog que tengan que ver con caminos, avanzar, correr. Causalidades.

De qué hablo cuando hablo de correr es una especie de memorias de Murakami. Todas las memorias que podría escribir alguien tan reservado como este escritor japonés, que apenas concede entrevistas o se deja fotografiar. Pero en este caso sí quiso compartir con sus lectores su experiencia tras más de 25 años entrenándose para correr maratones, y cómo este afán de superación y autoexigencia le han moldeado como persona pero también como escritor.

Dice que escribe igual que corre. Dedicándole cada día una cantidad de horas, sin pensar en nada más, el objetivo fijo en el punto de mira, hasta que se siente con ganas de continuar un ratito más… y entonces para. Guarda esas energías para el día siguiente, así le resultará más fácil retomar el hilo. Leyendo este libro queda claro que Murakami no es conformista. Impresiona especialmente el capítulo dedicado a la maratón de 100 kilómetros. La dureza de la prueba y la fuerza de voluntad del escritor se enfrentan en un duelo titánico del que afortunadamente podemos ser testigos gracias a este libro.

Recomendadísimo a todos aquellos que quieran lograr sus objetivos.

“No soy un humano. Soy una pura máquina. Y, como tal, no tengo que sentir nada. Simplemente, avanzo.” Repetí estas frases en mi cabeza una y otra vez como si fueran un mantra. Las repetí maquinalmente, en el sentido más literal del término. Y me esforcé en aislarme y en reducir todo lo posible el mundo que percibía en esos momentos. Lo único que yo veía eran, a lo sumo, los tres metros de terreno que tenía por delante. Más allá no había nada. Mi mundo se acababa en esos tres metros. No necesitaba pensar en lo que habría tras ellos. El cielo, el viento, la hierba, las vacas paciendo, el público, las voces de ánimo, el lago, las novelas, la verdad, el pasado, la memoria…, todas esas cosas nada tenían que ver conmigo. Llevar mis pasos tres metros hacia delante: ése era el único sentido de mi humilde existencia en tanto que ser humano, mejor dicho, en tanto que máquina.

Anuncios

6 comentarios en “Haruki Murakami – De qué hablo cuando hablo de correr

  1. Sí, sí… muy bonito todo
    Pero si sales a correr a las 6AM como yo lo unico que piensas es
    “joder que puto frio y la mierda que hay que pasar para lucir tipito en verano!!!!!”
    XDDDDDD
    Ahora en serio: totalmente de acuerdo con que las sensaciones que se tienen al correr dan para escribir un libro. Y que correr está simplemente hecho para sufrir (si no sufres no tiene ningún sentido)… y para superarse. Como la vida misma

    Me apunto el libro! 😉

  2. Pues hay capítulos dedicados a correr con el frío… y otros con el calor. Su primera maratón en Atenas es increíble, en pleno verano y empezando a correr de madrugada para estar más fresquito. Te gustará. Es de esos libros que te enseñan cosas aunque no te interesase el tema.

  3. Leíste “Mientras escribo”, de Stephen King? Me ha recordado bastante todo lo que comentas. Y es un libro que ME ENCANTÓ! Por lo que si sumamos esto a tu crítica y a que ES Murakami es la receta perfecta!! ME lo tengo que leer sí o sí!
    GRACIAS de nuevo.

  4. De Stephen King acabaríamos antes preguntando lo que no me he leído… menos de lo último que va publicando desde hace 4-5 años, que ya no me fío mucho y sólo me he leído “La Cúpula”, de todo lo anterior lo he leído todo jajaja. “Mientras escribo” me lo regaló una buena amiga y me impactó bastante en su día, muy recomendable. Hasta mi madre lo disfrutó, y a ella no le gusta nada King.

  5. Murakami es un autor que no me atrae en absoluto. No he leído nada suyo, por lo que es puro prejuicio (que no sé de dónde viene, con lo que me gusta la literatura japonesa), pero es que no puedo…

  6. No te diré nada porque entiendo que contra esos prejuicios innatos no hay nada que hacer (a mí también me pasa… en literatura no tanto, pero en música y cine sí: con decirte que no he visto ninguna de Shyamalan porque no me atrae nada). Pero conociéndote, creo que su novela “After Dark” te gustaría.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s