You took me to the mountain top, but I’ve seen all I want to see

El otro día Twitter estaba revolucionado con todo el tema de las acampadas. Todos estábamos fugazmente muy implicados, muy revolucionados, muy indignados. Y en medio de esa marea, había dos personas que seguían con sus historias: hablando de reality shows y de música. No estaban indignados, estaban tan felices como una semana antes. Sentí envidia por ellos. Envidia por esa capacidad de abstracción, o por ese desconocimiento absoluto del mundo que los rodea.

Si es cierto que los medios de comunicación están diseñados para tenernos siempre atenazados por el miedo, siempre furiosos hacia algo intangible,  no es menos cierto que la gente más feliz es aquella que no ve telediarios ni lee los periódicos. Yo hace tiempo que la tele sólo la utilizo casi exclusivamente para ver mis DVDs y jugar a videojuegos; de los periódicos, sólo leo los titulares. Cuando quiero informarme lo hago por otras vías: foros, por ejemplo, donde los usuarios no parecen tan empañados en tenerte asustado, enfadado, agobiado, controlado.

Cuanto menos sabes de los mil males que asolan el mundo, cuanto menos permites que te machaquen con ello, más feliz eres. Haced la prueba: desconectad durante unos días de televisión, desconectad de todo tipo de prensa. Vivid unos días sin atentados, enfermedades misteriosas, guerras, delitos constantes, auges de la extrema derecha, accidentes, políticos enzarzados en discusiones estériles, volcanes en erupción, amenazas y amenazas por doquier. Y cuando os sintáis mejor, más felices, recordad que si hoy en día ya no informan de la situación en Japón no es porque sus centrales nucleares de repente estén fuera de peligro, sino porque nos habíamos acostumbrado: el tema ya no asusta. Y ellos tienen que buscar nuevos temas con los que asustarnos. Casualidad o no, esta última semana me he informado mucho, he leído demasiados periódicos y visto demasiados telediarios, y mis ánimos se han ensombrecido un poco después de meses de subidón.

Siempre me ha dado lástima la gente que no tiene ni idea de política, de economía, de geografía, que no saben en qué día viven y sólo les importa el próximo partido de futbol o la portada del nuevo single de su cantante favorita. Eso del pan y el circo no deja de ser otro método (muy antiguo, además) para mantenernos dóciles, controlados. Hay que estar informado si quieres moverte por el mundo, ser alguien mínimamente culto, con conversación más allá de tonterías. Por eso, porque no quiero ser ignorante ni dar la espalda a la realidad, me gustaría creer que existe un término medio entre sufrir la doctrina del shock de los medios de comunicación y vivir embobado en las nubes.

Anoche, después de conocer los resultados electorales, apagué la televisión. No me regodeé más en todo aquello. Ya sabía todo lo que tenía que saber, todo lo que me afectaba directamente (mi ciudad). Me puse a ver “Rubicon”, una inteligente serie sobre conspiraciones que son más que teorías. Nada de fantasmadas, giros argumentales, persecuciones y explosiones made in Hollywod. Nada de eso. “Rubicon” muestra el día a día de un analista de datos de Inteligencia que poco a poco se va dando cuenta de que las cosas no son lo que parecen. Ritmo pausado, buenos guiones y mejores interpretaciones. Y antes de dormir, me puse un capítulo de Cougar Town, comedia de la que ya os he hablado alguna vez.

Y esta mañana me di cuenta de que el alcalde de mi ciudad habrá cambiado, sí, ahora es un hombre que cuando habla parece borracho, pero mi vida sigue igual y yo continuaré amando Barcelona. ¿Para qué agobiarse? Si eso es precisamente lo que quieren. Pues que no cuenten conmigo. Me dispongo a comprobar si de verdad existe ese término medio entre sobreinformación y abstracción total. Aislarse con conocimiento de causa, implicarse manteniéndose al margen, conocer pero disfrutar. Estoy convencido de que ésa será nuestra auténtica victoria.

Anuncios

6 comentarios en “You took me to the mountain top, but I’ve seen all I want to see

  1. Yo cuando era más joven no me informaba nada. Pero desde que empecé a trabajar hace 8 años, y a 'coger' el 20minutos/insertaperiódicogratuitoaquí al entrar al metro, pues me empecé a enterar de lo que sucedia a mi alrededor.
    Hoy en día seria incapaz de “pasar de todo”. Pues vivo más la realidad colectiva que entonces, y lo necesito.

    Pero claro, ¿soy más feliz?… Yo diria que ese estúpido dicho, 'la ignorancia es la felicidad', es verdad. Todo y lo patético que resulta.

    Una entrada muy cierta. Y triste…

  2. Doncs jo avui no estic massa d'acord amb l'entrada.

    Si que és veritat que ara mateix sembla que quan més saps més indignat acabaràs, però estem parlant de política, que s'està convertint en la panacea i en realitat no hauria de ser-ho. Clar que estem lligats de mans i peus, però ara que sembla que es desperta un moviment revolucionari, n'hi haurà que intentaran lluitar amb accions, no només amb paraules, i aquests, segurament en sabran més que nosaltres, però al final del dia estaran ben satisfets.

    Per a mi, la realització personal és clau en la felicitat, i aquell que tota la seva vida gira en torn d'un resultat del barça, del que ha dit el mourinho, o el pentinat que porta la Lagy Gaga no en deu tenir gaire.

    Això sí, el que en sap molt, però només ho utilitza per queixar-se, aquest també serà un infeliç.

    No sé si m'entendràs, ho tenia molt clar al meu cap xD

  3. Casinoviembre, gracias por leerla!

    Oscar, yo justo al revés. Desde muy joven le cogía el periódico a mi abuelo y me lo leía entero. Hace relativamente poco que opté por distanciarme un poco, dosificar la información que consumo. Como voy andando al trabajo, ya ni siquiera leo los periódicos gratuitos (que son los más sensacionalistas, por cierto).

    Aitor, consti que no em referia només a política. Si t'hi fixes a l'entrada parlo de totes les desgràcies diàries amb les que ens espanten: la política només és una d'elles. I en el fons crec que estàs d'acord amb mi, cal trobar un terme mig: que la teva vida no giri entorn al pentinat de Lady Gaga, però tampoc permetre que l'excès d'informació et deixi garratibat. Pel que fa al moviment revolucionari que sembla que s'acosta, com que no serveixo per política, el meu granet de sorra serà intentar que el desànim no s'extengui.

  4. La verdad es que este movimiento actual, en lo que mi opinión respecta, es lo más parecido a un movimiento sin señas de identidad de nadie más que un grupo amplio de gente harta. Ya sólo por eso tiene mi apoyo.

    Llevo pensando lo que ahora se dice 10 años, han venido de ambas formaciones mayoritarias a decirme “Tranquilo X hará que todo cambie”. Así que me parece genial ver lo que ha pasado, de manera cívica, sin violencia, con mensajes en contra de los culpables.

    Ahora bien leer la prensa, ver la televisión hace que se haga la reflexión de un cambio de periodismo urgente, donde se ha perdido la objetividad de una manera fulminante y no se haga nada. Con lo cual lo de informarse es más desinformarse.

    A veces he pensado “Joder, que feliz sería siendo tonto, viviría tan bien”. Pero aunque no sea inteligente, no soy tonto. Ironías de la vida.

  5. Confío en que al periodismo actual le queden dos telediarios. Al periodismo y a este sistema… Ojalá las acampadas sean un símbolo de que, efectivamente, la gente está despertando.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s