Relatos salvajes

Quería reírme un poco y, mira tú por dónde, me desternillé en la butaca del cine. Seis historias que hacen honor al título de la película, muy salvajes, rizando todos los rizos, cada una más delirante que la anterior. Pero ojo, ante todo realistas. Sus personajes no están locos, los comprendes a la perfección. Incluso les aplaudes con cada salvajada que cometen.

relatos-salvajes

En la vida real seguiremos poniendo la otra mejilla, pero confesémoslo: ¿cuántas veces has soñado con hacer que todo salte por los aires? Sigue leyendo