Eh eh (Nothing else I can say)

Después de haber hablado tanto, ahora lo único que compartimos es el silencio. Los dos en la misma habitación, de pie, buscando palabras que no suenen a conversación de ascensor. No nos lo mereceríamos. Me adelanto preguntándote sobre tu fin de semana; respondes con vaguedades para no hablarme del nuevo novio que sé que tienes. Tú no me preguntas nada concreto porque sabes que en mi vida no hay ningún novio de quien no tenga que hablarte. Sí, podría comentarte tu ropa nueva, ahora vistes distinto, más maduro, pero no lo hago. Pasado el momento incómodo de la cortesía, podemos reanudar cada uno lo que hacíamos por separado. Me alejo con el consuelo de confirmar que lo dejamos en lo alto de la noria, justo antes de darnos cuenta de que ya no nos quedaba nada por decirnos. Al menos así podremos saludarnos siempre que coincidamos de vez en cuando y mantener la ilusión de que seguimos llevándonos bien.

Fotografía: Love for boys.
Banda sonora: Lady Gaga.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s