A single thought leaves a trace

Parece que a todos los creadores les ha dado por el exceso y lanzan discos de 14 canciones, trilogías y tetralogías a razón de 500 páginas el volumen para historias que se podrían resumir en dos frases, series renovadas más allá de toda lógica… Es el miedo a quedarse corto, supongo. Confiar que con tanto ruido, alguien oirá algo.

Pero imagínate un cuadro de Van Gogh si a Van Gogh en ningún momento le hubiera parecido oportuno dejar de trazar trazos. Al final no se distinguiría nada. Voy aprendiendo que siempre se puede expresar lo mismo con mucho menos. Y así el mensaje queda más claro. Tiene más fuerza, provoca mayor impacto. Como el cielo cuando se han marchado todas las nubes. Diáfano.

Muy pronto, lo sé, alguien lanzará un disco corto. De 8 canciones, 10 como máximo. Y lo reivindicará en la portada con esta pegatina: “No contiene muchas canciones, pero todas son buenas”. Yo lo compraría. Por fin una persona segura de sí misma.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s