I was so lucky

Luck is an attitude. Lo dice ese anuncio de Martini que ya lleva meses circulando por ahí. Y tiene toda la razón del mundo. La suerte es una actitud, sí. O como dice esa frase del Hagakure que siempre acaba apareciendo en este blog: “Hay que ganar desde el principio para salir victorioso siempre.”

Los anuncios de Martini siempre los recuerdo ofreciendo “algo más”. Por ejemplo, la erotización del hombre en una época en la que parecía que sólo las mujeres podían ser objetos sexuales. Yo encantado de tener a un guaperas poniendo morritos en pantalla, claro. No sé si lo notarían en las ventas. Quiero decir, en Carnaval todo mi instituto se disfrazó de chicos (y chicas) Martini pero no era esa bebida la que pedíamos, entonces éramos de Malibú con piña. Luego ya nos pasamos al vodka.

Este año han optado por un chico Martini menos maromo, más natural. Pero lo interesante del anuncio es cómo muestra muy visualmente, gracias a una pantalla partida, algo que, de tan obvio, la gente a menudo olvida. Tal como sales de casa es tal como va a ser tu día. Si te encoges de hombros, no sólo te mojarás, además resoplarás y renegarás. Pero si sonríes y te lanzas a la lluvia, pasarán cosas.

Antes, yo era el típico que llegaba a la barra del bar y los camareros me ignoraban, no me servían hasta que ya no quedaba a nadie más por servir. Normal: me quedaba en un rincón, agazapado detrás de anchas espaldas. No digo que ahora me sirvan el primero, pero al menos, desde que me inclino en la barra y sonrío, he conseguido volver antes a la pista de baile con mi copa. Para seguir bailando.

Activé los engranajes. Poniendo de mi parte. Dejando de esperar que el mundo en algún momento me prestase atención. La reclamé yo, esa atención. Y esa suerte y ese amor y todas las cosas que, estaba convencido, yo me merecía. La vida no es más que eso: creerte afortunado. Saberte afortunado. Y actuar como tal.

Anuncios

2 comentarios en “I was so lucky

  1. Ummm interesante, a mi me suele pasar lo mismo en las barras del bar. Va siendo hora de empezar a reclamar atención. Y visualizar de aquí a un año, claro, que bien puede haber sido el primer paso 😉

  2. Yo llegaba al punto de no querer ir a la barra… me lo montaba para que otros pidiesen por mí. Hasta que cambié el chip. En esta y muchas cosas.

    Me gustó mucho que ayer empezases a visualizar. De eso se trata, de poner los engranajes en movimiento. A ver dónde te llevan. 🙂

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s