I guess it’s half timing and the other half’s luck

“Hasta luego”, me dijo el otro día un chico que no conocía al cruzarnos por la calle. Su naturalidad me hizo dudar por un segundo pero no: me acordaría. No nos conocíamos. En fin, confusiones del día a día, saludos “por si acaso”. Mientras seguía mi camino, me di cuenta de que no nos conocíamos, es cierto, pero podríamos habernos conocido, podemos acabar conociéndonos. Nuestra vida, nuestros círculos de amistades y de conocidos no dejan de ser fruto de la casualidad.

Creo que, en parte, si disfruto tanto de lo que estoy viviendo ahora mismo, es porque soy consciente de que he tenido la suerte de nacer donde nací, y he ido siguiendo pasito a pasito el camino que me ha traído hasta este piso diáfano, este trabajo que me llena, estos amigos que me hacen feliz. Pero me gusta pensar que, de haber nacido en otro tiempo u otro lugar, en Sidney por ejemplo, o en la Alejandría de Cleopatra, también habría encontrado un camino, otro, muy distinto, pero también dirigido hacia una vida satisfactoria y llena de gente interesante.

Me hace gracia cuando la gente habla de medias naranjas y almas gemelas. Por supuesto: a veces hay personas con las que, por X razones, conectas más y junto a quienes te sientes mejor. Es tan fantástico como lógico. Con 6.000 millones de habitantes, está claro que el mundo es un naranjal enorme, un campo de almas virtualmente infinito. Creer que no encontrarás nuevas personas con las que compartir tu vida en un mundo tan habitado es muy triste. Todo merece la pena vivirlo y recordarlo, pero nada es insustituible. Cada día te cruzas con gente que, en otras circunstancias, habría sido tu familia, una de tus amistades o incluso otro de tus grandes amores. De hecho, la vida da tantas vueltas que quizá acaben siéndolo, ¿quién sabe? Los flechazos en el metro pueden repetirse en otras circunstancias que propicien algo más sólido, en el futuro quizá acabes formando parte de esa conversación que oyes en la mesa de al lado, o puede que acabes viviendo en la otra punta del planeta y allí encuentres a alguien que siempre debiste conocer aunque hasta entonces os separasen miles de kilómetros.

Esto es lo que hace tan grande la vida: siempre hay nuevas oportunidades, nuevas posibilidades. Que ahora no tengas algo no significa que no te lo encuentres mañana. Que ahora no conozcas a alguien no significa que no acabe formando parte de tu vida. Sigue buscando, sigue caminando. Tienes la suerte de tener tu vida de ahora; con otras circunstancias y otras elecciones podrían haber existido millones de vidas distintas: ¿qué importa? No desistas. Sigue explorando todas esas variables sin dejar de disfrutar lo que sí has tenido la suerte de encontrar. Y siempre saluda, por si acaso. Ese “Hasta luego” puede acabar haciéndose realidad.

Anuncios

9 comentarios en “I guess it’s half timing and the other half’s luck

  1. ¿Os habéis quedado embobados alguna vez mirando una hormiga? Siempre avanzando; y si le pones un obstáculo cambia de dirección, y si le pones otro, vuelve a a cambiar. Nunca se para. Pues eso es la vida, avanzar y descubrir, que las cosas no nos paren. Hacer de la casualidad nuestro destino. Me ha gustado mucho tu entrada.

  2. Me ha encantado… me lo ha recomendado PROUDSTAR.. y si que ha tenido buena elección… te RSSeo encantado.

    En esta vida, tb hay que sonreir al cruzarte con la gente… dar sin recibir :)… en fin… y como diría esa gente que cree en la energia… aunque sea por el egoismo (que no es aconsejable)… da para recibir el doble.

  3. Nochu, genial la metáfora de las hormigas. Y me apunto la frase de “Hacer de la casualidad nuestro destino”, qué genial.

    Txokolatero, en la película que vi el otro día (Doctor Parnassus), mencionaban algo parecido a eso de dar para recibir el doble, con un cartel que me encantó: “Please, take generously”. 🙂

  4. He leído muchos de tus posts sobre las casualidades y me gustaría recomendarte la obra “Los muertos vivientes”, editada por Planeta. Es un cómic y en su edición integral hay una introducción que habla sobre casualidades que seguro que te gusta. O al menos me gustaría saber tu opinión al respecto (tanto del texto como de la obra en sí).

  5. Pues me lo apunto y mañana lo pido… Le dedicaré una entrada en el blog a su debido tiempo. Lo cierto es que el tema de las casualidades me fascina. Estoy viendo Friends en orden por primera vez (las 3 últimas temporadas jamás las había visto) y precisamente hoy he disfrutado al descubrir que Phoebe (mi personaje favorito) conoce al amor de su vida así, gracias a la casualidad más tonta. Como la vida misma.

  6. Planeta ha editado dos series de “Los muertos vivientes”: la edición regular, que lleva 13 tomos, y la edición integral, de la que hay un tomo. Te paso enlace para referencia y espero con ganas tu comentario!

    http://www.planetadeagostinicomics.com/Vistas/listacatalogo.aspx?Seccion=catalogo&CPadre=6.58&Cat=14888

    Sobre Friends, me encanta y esto me recuerda que hace tiempo que no la veo. Otra serie que me gusta mucho es Frasier, aunque con esta no he coincidido con mucha gente, no sé por qué.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s