You get what you need

Mi madre tiene un dicho: “Sólo encuentras lo que no buscas”. Lo aplica a todo: a la vida en general, pero sobre todo cuando me paso media hora buscando sin éxito algo en la nevera y ella tiene que acercarse diciendo: “Como vaya yo y lo encuentre”… Y ella lo encuentra a la primera, claro. Qué duda cabe, las madres tienen ese extraño poder. Y entonces, como para calmar mi sensación de estar ciego, me repite su mantra: “Bueno, es normal. Sólo encuentras lo que no buscas.”

Y creo que tiene razón. Generalmente, las cosas buenas no las encuentras: te encuentran ellas a ti. Y por algún extraño motivo, sólo van a tu encuentro cuando dejas de buscarlas, cuando te olvidas de ellas. Quizá es porque entonces te relajas y sin darte cuenta dejas la puerta entreabierta, un pequeño resquicio por el que pueden colarse. Últimamente lo he hablado con varios amigos. Es demasiado tentador ponerse a buscar las cosas, pero es mejor dejar fluir.

Es como cuando remueves la habitación entera intentando dar con ese papel donde apuntaste algo importante, y estás seguro de que lo dejaste “ahí”, pero no hay manera de que aparezca, ni ahí ni en ninguna parte. Hasta la mañana siguiente, que casi sin pensarlo coges un libro y ahí, justo ahí, está el papel. O como cuando estás buscando el mechero en el bolsillo y de repente das con una moneda de dos euros: los dos euros que te faltaban para comprar tu revista favorita mañana, cuando salgas de casa y pases por delante del kiosko. Da igual de dónde hayan salido esos dos euros. Si los encuentras, no hay que desaprovecharlos. Estas oportunidades sólo se dan una vez. Y eso es lo más bonito.

You can’t always get what you want
But if you try sometimes you might find
You get what you need

Anuncios

5 comentarios en “You get what you need

  1. Pienso mucho en eso últimamente, ¡ya van unas cuantas sensaciones parecidas en poco tiempo! Supongo que lo peor es intuir que puedes coger esos dos euros, y hagas lo que hagas con ellos, pensar en qué habría pasado si hubieses hecho lo contrario… ¡Y para eso hay pocas respuestas!

  2. Eso es cierto María… Pero quizá la claves es que hagas lo que hagas con ellos, será la decisión correcta. También hablé un poco de eso en mi entrada sobre “El efecto mariposa”.

  3. Aixo em va passar fa poc amb un anell negre. Vaig anar a fer fotos a casa una amiga, i em vaig treure els anells, a l'hora de plegar no sabia on l'havia deixat.
    Total, que dies després arreglant l'habitació, agafo un llençol que feia servir de fons per a les fotos, i cau una cosa.
    Endevines que era? 😛 xD

  4. No sé si lo verías pero justamente ayer en twitter puse esto mismo, pero aplicado a las personas “¿Y si nonos buscamos y simplemente nos encontramos?”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s