Pajarracos

Mi nombre es Lleonard Pler y hoy es el día más largo de mi vida. Han secuestrado a mi familia y un monstruo ha irrumpido en mi casa. Pero volvamos al principio. La siguiente historia tiene lugar entre las 12:25 y las 12:45 del 30 de Mayo de 2009.

12:25
Estaba yo tan tranquilo trabajando, la típica mañana de sábado en la que la gente entra a rachas y vas vendiendo poco a poco. En un momento de calma, Enric me llama. Noto el pánico en su voz. Me informa de que algo ha entrado en mi habitación por la ventana mientras él jugaba a la Tomb Raider de PS3. Sólo sabe que es negro y que está quieto entre el ordenador y unas cajas de un rincón, pero que se mueve si lo tocas con una zapatilla. Que aletea. Que puede ser un pez (¿un pez por la ventana? ¡sí!), un murciélago, un pájaro, un rata… cualquier cosa. Es negro y amorfo.
12:28
Enric baja escopeteado a la tienda. Conversamos tensamente intentando trazar la estrategia a seguir. Descartamos llamar al compañero de mi madre, que está trabajando en el Salón del Cómic. Enric por supuesto se niega a volver a subir a casa, ya se ha traido la mochila con todas sus cosas, que ha arramblado en cuestión de segundos al escapar de mi habitación. Otra posibilidad es esperar hasta la noche. pero Enric ha dejado la puerta del dormitorio abierta y sea lo que sea lo que ha entrado, puede moverse libremente por la vivienda si le damos tiempo. Hay que actuar rápido. Decidimos que subiré yo, pero hablando permanentemente con Enric por teléfono, para que él sepa cómo me encuentro en todo momento.
12:31
Entro acojonado en la habitación. La luz y el ordenador están encendidos. Llamo a Enric. Desde la puerta, apenas vislumbro el rincón en el que teóricamente está el monstruo. No me atrevo a acercarme. Por un momento temo que todo se trate de una broma. Camino hacia el rincón. Veo dos cosas negras, como dos palos, que desaparecen bajo el mueble del ordenador. No alcanzo a ver más desde esta perspectiva. Decido apartar el PC para observar por el otro lado. Grito de terror. Enric suda al otro lado de la línea, espera con tensión a que le pase el informe de mi análisis visual. Y entonces lo veo.
12:33
Es negro, y gigantesco, y amorfo, y terrorífico. Está muy quieto, al acecho. Puede ser cualquier cosa. Grito, tiemblo. Decido que mis armas, una toalla y una bolsa de plástico con lo que pensaba recoger un animal y tirarlo, no son las mejores del mundo. Me siento un poco tonto en plan Cordelia de Buffy Cazavampiros. Corro a por la escoba y el recogedor.
12:34
Toco el extraño ser con la escoba. Y rápidamente, el monstruo se escabulle entre las cajas. Es demasiado rápido. No puede ser otra cosa que una rata escurridiza y asquerosa. Siento asco. Grito. “Te quiero, siempre te he querido”, le digo a Enric por teléfono a modo de despedida, y dejo el aparato sobre la mesa. Es el momento decisivo.
12:35
Aparto las cajas. Nada se mueve. Con la escoba, intento arrastar al monstruo para sacarlo del rincón. Y entonces se desata el infierno.
12:36
Un pájaro enorme y negro empieza a revolotear por mi habitación. Grito, intento cubrirme, me agacho, oigo las alas batiendo el aire y los graznidos que lanza el pico del animal. Sigo gritando, no sé qué hacer. Tippi Hedren me apoya desde Hollywood. Finalmente, el pájaro se posa sobre las cajas, junto a la ventana entreabierta, quieto. Mirando a la ventana. Más asustado que yo. Y casi suplicándome. Sólo entonces me calmo. Pobre animal. “Ahora bajo”, le digo a Enric antes de colgar.
12:40
No sé cómo se coge un pájaro, así que lo hago de la peor forma posible, de las alas, pero con cuidado. El pájaro intenta zafarse hasta que comprende mis intenciones. Lo lanzo por la ventana. Por un momento pienso: se va a desplomar en el patio de luces. Pero no. Levanta el vuelto, huye hacia el cielo. Cierro la ventana de mi habitación y la del cuarto de baño.

12:44
Ya a salvo, me reúno con Enric en la tienda y nos fundimos en un largo abrazo. Nos besamos. Todo ha salido bien.

12:44:57
12:44:58
12:44:59

12:45:00.

Anuncios

6 comentarios en “Pajarracos

  1. Ha sido traumático. Hoy he vuelto a nacer. Pero la vida continua, aunque ya te digo que continua con la ventana de tu habitación abierta HASTA EL FIN DE LOS DÍAS.

  2. pobret ocellet jajaja! al meu menjador va entrar un colom asquerós fa un parell d’estius… tot i que la història m’ha recordat el dia que va caure una gavina ferida al terrat de casa meva, un estiu, i justament havien vingut el xavi i la iris de visita XDD va ser horror i al final van venir els de la brigada per treure la super bestiola del meu terrat, tirant-li una cosa perque s’adormís XDDDD!!!!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s